Cosmopolitan Barcelona*
Cosmopolitan Incentives

Creando experiencias únicas
en Estados Unidos

San Francisco, famosa por el Golden Gate

San Francisco es una ciudad para vivirla. Considerada una de las más hermosas de los Estados Unidos, cosmopolita y de grandes contrastes. San Francisco es conocida por el Golden Gate, la isla de Alcatraz, Twin Peaks o los tranvías que recorren sus empinadas calles. El carácter único de la ciudad ha surgido gracias a la mezcla cultural de nativos indígenas, colonizadores españoles y gran cantidad de inmigrantes asiáticos.

En los años 90 San Francisco se convirtió en sede de numerosas empresas de nuevas tecnologías, aprovechándose de la cercanía de Silicon Valley. Hoy San Francisco es el centro tecnológico, financiero y cultural de California, compitiendo con Los Ángeles. Se la ha asociado con los movimientos alternativos y es considerada una de las ciudades más abiertas de Estados Unidos.

Podremos conocer algunos de sus barrios más singulares como Chinatown, Japantown, Mission District, Financial District , Castro o la zona de Haight-Ashbury.  En San Francisco todo el mundo encuentra su lugar y vamos a buscar el nuestro.

Además pasearemos por Union Square que es la plaza más importante y animada de la ciudad. En ella y en sus calles aledañas encontraréis tiendas, bares, restaurantes y mucho ambiente. El Antiguo puerto de San Francisco, Fisherman’s Wharf, es hoy en día uno de los lugares más turísticos de la ciudad, donde viven los famosos leones marinos.

Cruzaremos el Golden Gate, que con casi 3 kilómetros de longitud es, además del símbolo de San Francisco, uno de los puentes colgantes más largos del mundo, para llegar a la famosa ciudad de Sausalito, donde podremos disfrutar de las vistas de la bahía  y visitar las impresionantes sequoias milenarias en Muir Woods.

Pero si hay algo que caracteriza San Francisco, son sus calles impracticables repletas de empinadas cuestas. Situada entre Hyde y Leavenworth se encuentra Lombard Street, nos acercaremos hasta la famosa calle para fotografiar su cuesta de 40 grados de inclinación dispuestos en zigzag. La atracción principal de Lombard Street es ver a los coches bajando por la calle como si se tratara de una montaña rusa.